Saltar al contenido

Enfermedades por picadura de garrapata en perros: síntomas de enfermedad de la garrapata en perros

Boyero de Flandes

Si observas alguna garrapata en tu perro, el tema no es para tomárselo a broma. Debes poner mucho de tu parte, no solo por el mero hecho de quitarlas. Sino por el riesgo de transmisión de multitud de enfermedades que pueden suponer para tu mascota.

Tipos de Garrapatas que afectan a los perros

Las garrapatas que afectan a los perros pueden ser de dos grandes tipos:

Garrapatas Duras

Se trata de un grupo de garrapatas con un exoesqueleto duro, que las protege. Son  del género Ixodidae y entre ellas, afectando a los perros tenemos: Amblyomma, Dermacentor, Haemaphysalis, Ixodes, y Rhipicephalus (la más abundante y frecuente en perros)

Garrapatas Blandas  o Argasidae

Entre ellas las más habituales en la piel del perro son las Otobius Megnini. Son garrapatas que carecen de un esqueleto externo. Lo que impide diferenciar entre machos y hembras. Se localizan con mayor frecuencia en la zona de las orejas del perro

Otobius Megnini, enfermedades por garrapatas en perros
Otobius Megnini

Enfermedades que transmiten las garrapatas a los Perros

Anaplasmosis

Es un tipo de bacteria que parásita el interior de un determinado glóbulo blanco del perro. Los granulocitos (linfocitos polimorfonucleares). Se transmite solamente por un tipo de garrapata, la garrapata del venado (especie Ixodes). Los síntomas que produce en el perro son muy similares a los de la Ehrlichiosis.

Babesiosis

Las babesias son un tipo de parásito de tamaño microscópico que parásita el interior de los glóbulos rojos o hematíes. Por lo tanto generará en el perro infectado una falta de energía y apetito importantes. Además de inflamación en Bazo, Ganglios linfáticos e Ictericia.

Ehrlichiosis

Enfermedad transmitida por la garrapata “Estrella Solitaria” (Amblyomma americanum). Se trata de un tipo de bacteria que al igual que las bacterias del tipo rickettsia parásita el interior de un tipo de glóbulo blanco conocido como monocito. Esto genera en el perro un cuadro con fiebre alta, dolores articulares, cojeras, anorexia, fallo renal  y arritmias cardíacas.

Enfermedad de Lyme

Se trata de una enfermedad provocada por la bacteria Borrelia burgdorferi  (un tipo de espiroqueta). El síntoma más evidente que se produce tras la infección por este tipo de bacteria que transmiten las garrapatas. Es una cojera crónica y recurrente. Pero además también:

  • Problemas renales: Glomerulonefritis
  • Vómitos y diarrea
  • Pérdida de apetito
  • Acumulación de líquidos en tejidos sobre todo bajo la piel y en las patas.

Hepatozoonosis

Se trata de una enfermedad provocada por el protozoo Hepatozoon canis. Que parásita el interior de macrófagos  y células de tipo endotelial  de diferentes tejidos. Los síntomas que provoca son los de una enfermedad sistémica grave con: fiebre, diarrea, anorexia, depresión, supuración nasal y ocular etc.