Saltar al contenido
ENFERMEDADESENPERROS.COM

Megaesófago y Regurgitación en Perros : Una de las Enfermedades del esófago de perro grande

megaesófago en perros

El Megaesófago en perros, quizás a priori no te suene mucho como enfermedad. Pero si tu mascota regurgita mucho nada más comer e intenta volver a comerse lo expulsado. Este es muchas veces uno de los síntomas de una alteración del megaesófago en perros. Una alteración de difícil tratamiento y que va a requerir de todo tu cariño hacia tu perro, para evitar sus consecuencias.


Megaesófago en Perros y dismotilidad esofágica

Se denomina megaesófago a una dilatación más o menos exagerada, con disfunción (mal funcionamiento) y parálisis del esófago del perro, también llamada dismotilidad (aunque el término dismotilidad se suele emplear con mayor frecuencia para referirnos a una parálisis del esófago con o sin desarrollo de un megaesófago).

Para que lo entiendas mejor con un ejemplo, es como si tu perro de repente desarrollase en su esófago un buche como las aves. Salvo que en las aves el buche tiene las funciones de almacenar, humedecer y ablandar los alimentos antes de su paso a la molleja (el estómago real de los pájaros).

megaesofago en perros, perro grande, gran danes cachorro, exofago, sialorrea definición, tipos de perro, cachorro gran danes, fotos de cachorro pastor aleman

Sin embargo en el perro cómo en el resto de mamíferos su presencia es una clara anormalidad.


Causas del Megaesófago en Perros: La Miastenia Gravis en Perros

  • Causas Hereditarias: es una enfermedad más frecuente en perros de razas como, Gran Danés, Labrador, Shar Pei, Pastor Alemán y Setter Irlandés
  • Miastenia Gravis: Alteración neuromuscular por lo general de origen autoinmune, que provoca debilidad en los músculos (como los que forman las paredes del esófago)
  • Otras enfermedades de tipo Neuromuscular: Polimiositis, Polineuropatías, Lesión en el nervio vago (inerva al esófago), Enfermedades del sistema nervioso central.
  • Tumores
  • Traumatismos
  • Botulismo : La toxina botulínica paraliza la musculatura esofágica provocando que este se dilate.
  • Tétanos: La toxina tetánica tiene un efecto similar a la botulínica sobre el esófago
  • Moquillo: El moquillo en su forma nerviosa, puede ser el origen también de un megaesófago.
  • Acción de Tóxicos y Metales Pesados: Plomo, Talio, Acrilamida (sustancia que se crea en la fritura y asado  del almidón, por ejemplo en las patatas fritas)  etc.

Síntomas del Megaesófago en Perros: La Regurgitación provoca Caquexia en Perros

Un perro con Megaesófago y dismotilidad, no puede empujar el bolo alimenticio ni los líquidos hacia el estómago. Con lo cual el principal signo clínico que manifiestan es la regurgitación indolora del alimento. Los demás síntomas son secundarios a esta regurgitación:

  • Pirexia (periodos de fiebre)
  • Tos, ya que al regurgitar alimento, algún trozo de comida se desvié hacía laringe y traquea, pudiendo incluso llegar a pulmón y crear una neumonía por aspiración
  • Disnea : Es un ahogo y dificultad para respirar. Piensa que el megaesófago hace una presión mecánica sobre laringe, traquea e incluso pulmones.
  • Puede existir también una pérdida de peso, dado que al perro le suele apetecer menos la comida.
  • Regurgitación

Tratamiento del Megaesófago en Perros: Silla para perros con Megaesófago

Por desgracia no existe un tratamiento farmacológico ni quirúrgico efectivo totalmente para los perros con Megaesófago. Si el megaesófago es una causa secundaria de otro proceso. Entonces se puede tratar la causa primaria y esperar a que el Megaesófago al menos disminuya de tamaño (solo se suele dar en perros jóvenes) Así por ejemplo si el animal tiene como causa primaria de Megaesófago:

Una Miastenia gravis (suele ser la causa más frecuente): entonces se puede tratar con Inmunosupresores (ciclosporina, micofenolato, azatioprina y Glucocorticoides como la Prednisona, Betametasona, Dexametasona etc.)

Un Hipoadrenocorticismo (mal funcionamiento de las glándulas adrenales): pueden llegar a funcionar los tratamientos con Pirodostigmina

En la práctica diaria para mitigar los efectos del Megaesófago se suelen utilizar las sillas de Bailey, que obligan a que el perro deba comer de pie. Lo que evita en buena medida los problemas de regurgitación, que son sin duda los más peligrosos.

silla bailey para el megaesófago en perros
Silla para perros con Megaesófago

¡¡ Gracias por informarte con nosotros!!

Summary
Megaesófago y Regurgitación   🧡   en Perros Grandes
Article Name
Megaesófago y Regurgitación 🧡 en Perros Grandes
Description
El ✅ Megaesófago en perros ✅ ,es una de las patologías del perro bastante común y que más trabajo te va a costar tratar diariamente.
Author
Publisher Name
ENFERMEDADESENPERROS.COM
Publisher Logo